La seguridad eléctrica del hogar es fundamental para evitar accidentes en la vivienda que pueden ocasionar serios daños materiales e incluso poner en riesgo la vida de los inquilinos. Es esencial tener en cuenta algunos consejos para la seguridad eléctrica del hogar, además, por supuesto, de contar con todos los permisos y el certificado de seguridad eléctrica para garantizar que la instalación de la vivienda está en perfectas condiciones. A continuación, te explicamos todo lo que necesitas saber para mejorar las medidas de seguridad en la electricidad de tu casa. ¡Sigue leyendo para más información!

Certificado de seguridad eléctrica

El certificado de seguridad de la instalación eléctrica es el documento que acredita que esta es adecuada para su funcionamiento. Este se emite por instaladores técnicos eléctricos profesionales —aquellos que cuentan con el carnet otorgado por la Conserjería de Industria—. El Certificado de Seguridad de la Instalación Eléctrica (CIE) o boletín eléctrico —como también se le conoce— demuestra que la instalación está en buenas condiciones y cumple con todos los requisitos técnicos, tal como establece la normativa de seguridad eléctrica. Este reglamento de seguridad eléctrica indica su obligatoriedad en los siguientes casos:

  • Alta nueva de la luz.
  • Contratación de más potencia.
  • Cambios en el contrato y antigüedad de más de 20 años desde su emisión (por ejemplo, al comprar una vivienda de segunda mano).
  • Modificaciones técnicas en la instalación.

La normativa de seguridad eléctrica puede ser más o menos flexible dependiendo de las comunidades autónomas. En algunos casos es suficiente con un Certificado de Seguridad (CS), como ocurre en Asturias para aquellas instalaciones antiguas en las cuales no se va a aumentar la potencia contratada —o cuando no se vaya a superar la potencia que una vez estuvo contratada—.

Varios consejos para la seguridad eléctrica en el hogar

Ya hemos explicado por qué es importante contar con el certificado de seguridad eléctrica, tal como indica el reglamento seguridad eléctrica y en qué casos es obligatorio, veamos ahora algunos consejos que pueden resultarte de gran utilidad para evitar incidentes en tu vivienda a causa de una falta de seguridad eléctrica.

Instrucciones de los fabricantes

Una de las principales cosas a tener en cuenta a la hora de hablar sobre consejos para la seguridad eléctrica en el hogar son las instrucciones de los fabricantes de los aparatos eléctricos y electrónicos. Sobre todo, debes prestar atención al voltaje. Es decir, si son de 110 voltios o de 220 voltios (los más comunes). En el caso de las baterías de litio, es importante utilizar el cargador original del fabricante —o uno con las mismas características de voltaje y amperaje—. Esto evitará que se estropeen, así como peligros adicionales para tu vivienda.

Evitar usar aparatos eléctricos en zonas húmedas

Por supuesto, nunca deben utilizarse aparatos eléctricos en zonas húmedas. Esta es una de las medidas de seguridad en la electricidad imprescindibles para evitar desafortunados accidentes que pueden ocasionar la muerte. Así mismo, hay que tener cuidado también con los electrodomésticos que utilizan agua para funcionar —como son las lavadoras y los lavavajillas—. Ten en cuenta que, aunque los electrodomésticos no se hayan mojado, el vapor puede producir chispas y aumentar el riesgo por electrocución.

Asegurarse de que los aparatos están bien conectados (falso contacto)

Uno de los motivos más comunes por los cuales suelen estropearse los electrodomésticos es por el falso contacto con la toma de corriente. Debes asegurarte, por tanto, de que los electrodomésticos estén bien conectados a la luz. Esto es fácilmente detectable cuando saltan los plomos de la vivienda de manera continuada, revisa tu instalación eléctrica para averiguar cuál de todos está mal enchufado.

Evitar saturar los conectores o hacer empalmes

Los conectores y protectores de picos de voltajes no permiten utilizar muchos aparatos en una misma toma de corriente ya que puedes generar sobrecargas de corriente. Por ello, no hagas empalmes de conectores entre sí. Utiliza únicamente las tomas que proporcionan cada aparato. En caso de que necesites más, es recomendable instalar más tomas en la habitación específica.

No usar la calefacción en algunas zonas

Otras de las medidas de seguridad en la electricidad que debes tener en cuenta es la de no utilizar la calefacción en algunas zonas, como son los baños debido a la humedad que se produce por la ducha y al riesgo de electrocución —como explicábamos más arriba—. A menos, claro está, que el aparato esté fabricado específicamente para ello.

Proteger las tomas de corriente

Para evitar incidentes en lo relativo a la seguridad eléctrica, sobre todo entre los bebés y niños pequeños, lo más recomendable es que instales protectores de tomas de corriente que les impidan meter los dedos en el enchufe. Estos protectores funcionan como una tapa y son muy difíciles de extraer por los menores.

Desconectar aparatos de forma correcta

Muchas veces tendemos a desconectar los aparatos estirando directamente del cable. Con los cargadores del teléfono hacemos lo mismo, dejando el cargador conectado a la toma de corriente y quedándonos con el cable USB en la mano. Estas prácticas pueden dañar la batería del teléfono, pero también pueden hacer que el cable acabe rompiéndose y se genere un cortocircuito cuando esté conectado. Lo que aumenta el riesgo de que se produzca un chispazo y el consiguiente peligro que ello implica.

Vigila a las mascotas

Las mascotas, sobre todo las que acaban de llegar al hogar o los cachorros, suelen tener la tendencia de morder los cables. Por ello, asegúrate de desconectarlos cuando estas se queden solas en casa o de cerrar las habitaciones en las cuales no puedes desconectarlos —como es la cocina, para evitar que se descongele la nevera—.

Medidas de seguridad ante una tormenta eléctrica

Durante las tormentas eléctricas es posible que se produzcan subidas de tensión que afecten a los aparatos eléctricos que están conectados a la corriente. Es por esta razón que se recomienda que sean desconectados. Esto suele afectar de manera muy común, sobre todo, a la televisión, así como a los ordenadores. Un aparato que puede serte de mucha ayuda para evitar tener que apagarlos son los SAI. El SAI es un sistema de alimentación ininterrumpida que funciona como una batería de respaldo y además está preparado para soportar las subidas de tensión. Puedes encontrar varios modelos en el mercado.