La lavadora es uno de los electrodomésticos más utilizados en el hogar. Su media de utilización suele ser de una vez por día, o cada dos días, lo que implica un uso considerable que —a la larga— puede repercutir en la aparición de alguna que otra avería —no hay que olvidar, así mismo, que las averías también pueden aparecer por hacer un mal uso de las lavadoras, como por ejemplo excederse con la carga recomendada de manera habitual—. No todas las averías tienen la misma importancia y no en todos los casos es necesario que la lavadora sea reparada por un técnico especializado. En algunos casos, las averías son pequeños fallos que pueden solucionarse por uno/a mismo/a, pero en otros casos será necesario contar con el servicio de un técnico profesional que disponga de la experiencia necesaria para poder solucionar el problema.

A continuación, te explicamos cuáles son las averías más comunes en lavadoras y cómo realizar la reparación de lavadoras. Analizamos qué hacer si la lavadora no enciende, por qué no centrifuga la lavadora, qué hacer si en la lavadora no gira el tambor y otras averías o fallos que pueden aparecer en tu lavadora y que resultan muy comunes. ¡Sigue leyendo para más información!

Mi lavadora no centrifuga

Quizá, uno de los fallos más frecuentes de la lavadora son los problemas de centrifugado. Son muchos los avisos y notificaciones que solemos recibir los técnicos con el mensaje de “mi lavadora no centrifuga” o “por qué no centrifuga mi lavadora”. Por lo general, estos errores tienen que ver con el tambor o la zona del tambor. Si una lavadora sufre una avería en el tambor el centrifugado será defectuoso, lo que ocasionará que la ropa salga chorreando o que directamente el agua no se haya escurrido. En este último caso, es posible que el problema sea ocasionado —también— por una obstrucción en el desagüe. Es fundamental prestar atención a estos problemas y buscar una solución eficiente. Por lo general, esta radica en la extracción del tambor para comprobar si existen desperfectos en él. Es posible así mismo que el problema venga ocasionado por el motor y que ello repercuta en el tambor. En estos casos lo mejor será llamar a un técnico especializado.

La lavadora pierde agua

A veces, cuando realizamos un lavado nos encontramos que antes de que este haya finalizado la lavadora pierde agua. Por lo general, lo solemos encontrar en los electrodomésticos que tienen una carga horizontal, aunque también en las lavadoras de carga vertical —dependiendo del motivo por el cual la lavadora pierde agua—. Muchas veces este problema se debe a un exceso de carga o a un exceso en la cantidad de jabón y detergente empleado, por ejemplo, en tejidos que hacen mucha espuma —como es el caso de las toallas—. Si tu lavadora pierde agua también puede ocurrir que haya una obstrucción en el centrifugado. Notarás que esta se sale justo en este momento. Puedes optar por apartar la lavadora y desatascar el desagüe por tu cuenta, o avisar a un fontanero.

Mi lavadora empieza a lavar y se para

Es otro de los fallos más comunes que podemos encontrar en las lavadoras, aunque menos común que los casos ya mencionados. Lo que suele pasar en estas situaciones es que la lavadora está en funcionamiento y de repente se detiene. En la mayoría de los casos el problema suele producirse a causa del agua. Es posible que los filtros se hayan saturado durante el lavado y el ciclo se haya detenido. Si limpiándolos no se soluciona, lo más recomendable será que contactes con un técnico especializado que pueda ayudarte a detectar cuál es el problema.

La lavadora no carga agua

Cuando la lavadora no carga agua es posible que haya una obstrucción en la tubería de inyección o en la goma de unión, lo que provoca el problema en la carga. En algunas ocasiones el problema tiene que ver con los dispositivos de la lavadora —lo que puede ocasionar que la lavadora no cargue agua o, por el contrario, excesos de agua—. Es un problema difícil de detectar y la solución requiere del conocimiento y la experiencia de un profesional.

El tambor de la lavadora no gira

Cuando el tambor de la lavadora no gira la avería puede estar ocasionada por varios motivos. Te explicamos cuáles son:

  • Fase del programa: Hay programas que funcionan sin el movimiento del tambor, o fases del programa en los cuales no hay rotación. En estos casos, se trata de algo totalmente normal, por lo que te recomendamos que pruebes primero con otro programa y configurando las opciones de lavado.
  • Rotura en la correa del tambor: Lo que pasa en este caso es que la correa que está vinculada al rotor se ha roto, razón por la cual no funciona —este suele ser el caso más común y la solución consiste en remplazarla por otra—. También es posible que la correa se haya soltado, en este caso lo único que tendrás que hacer es volver a conectarla.
  • Desgaste de las escobillas de carbón: Es otra de las causas por las que el tambor de la lavadora no gira. Las escobillas de carbón se desgastan y el tambor deja de funcionar, lo más aconsejable en estos casos es contactar con un técnico especializado.

La lavadora parpadea y no arranca


En estos casos puede ocurrir que la lavadora parpadea y no arranca o directamente que la lavadora no enciende. También es uno de los fallos más comunes en este tipo de electrodomésticos y el motivo suele deberse a una falta de tensión, a una saturación del filtro, problemas con el cierre de la puerta o falta de agua proveniente de la tubería —por ejemplo, cuando hay un corte del suministro del agua en el edificio—. Es importante detectar cuál es el problema para encontrar la solución más adecuada. Te recomendamos que pruebes a limpiar los filtros y revisar si la entrada de agua funciona adecuadamente. En caso contrario, contacta con un técnico profesional.

La lavadora hace demasiado ruido

Los problemas con el ruido son más graves de lo que parecen. Si detectas que de un día para otro tu lavadora hace un ruido extraño, lo mejor será que llames a un especialista ya que si la sigues utilizando es posible que el problema vaya a más y se estropeen otras piezas del electrodoméstico. Por lo general, los ruidos en las lavadoras tienen lugar por un fallo interno en el sistema, a veces en los rodamientos, otras veces por el roce del tambor y otras por los filtros. El técnico se encargará de desmontar la lavadora para detectar cuál es la causa.

La lavadora retiene agua cuando está apagada


Si la lavadora retiene agua cuando está apagada lo más probable es que las tuberías hayan podido sufrir alguna rotura. Esto suele ser común en la temporada de frío, ya que estas tienden a congelarse. El motivo de esta avería puede tener su origen también a causa de un exceso de presión en el agua. Lo más probable es que tengas que contactar con un fontanero.